Seguidores

viernes, 6 de julio de 2012

Cupido

Hey tú,Cupido.¿Se puede saber de que coño vas?¿Crees que porque tengas un arco con cuatro malditas flechas detrás tuya puedes jugar así con los sentimientos de las personas?Pues no majete.¿ A ti nunca te enseñaron que NUNCA se debe jugar con eso? Claro,que más te dará, si total TÚ nunca te enamoras.Tú no sientes lo que es perder a la persona que amas por la simple razón que te aburres y decides lanzar otra flecha para de eso modo arrebatármelo.¿Cómo puedes ser tan miserable?Te pasas la vida regalándonos y robándonos la felicidad.No entiendo porque nos haces sufrir de esa forma. A veces hasta nos lanzas la flecha sabiendo que nuestro amado está ocupado o simplemente es un amor imposible.Te gusta vernos sufrir.No tienes piedad.
Pero reconozco que eres inteligente,primero nos encandilas consiguiendo enamorarnos de la persona que se supone es la indicada.Luego,cuando te cansas,se te ocurre la maravillosa idea de rompernos el corazón terminando con nuestro cuento de hadas y te odiamos.Cuando ya pensamos que somos unos desgraciados y que jamás encontraremos a la persona adecuada reapareces, con tu supuesta buena voluntad, y de nuevo cargas una flecha.Te aproximas al arco,cargas y lanzas.De esa forma comienza el ciclo otra vez.Una buena estrategia para no ser odiado siempre, ¿no crees?
He decirte una cosa,en el fondo me fascinas.Te pasas la vida jugando,divirtiéndote con nosotros pero al final acabas cumpliendo.Terminas tu rol con nosotros echando la última flecha que tienes reservada para cada uno de nosotros.La única por la cual estudias bien su presa.Te levantas,coges el arco,echas mano a la bolsa y pillas la flecha,la colocas con cuidado,te pones en posición de tiro,alzas el arco sujetándolo con tu mano para que no se mueva,aproximas tu mirada para apuntar bien,cargas la flecha estirando bien la cuerda de forma que consigas la máxima potencia,te centras en dar justo en el centro del esternón de tu víctima,suspiras,sueltas la cuerda y... DIANA. El amor de nuestra vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario